Retrospectiva 08: Las canciones de Manuel Moretti

“Una familia de melodías y versos que han sido y seguirán siendo mi salvación. Es lo que más me gusta hacer, así que aquí están ellas, las canciones. Espero las disfruten.

Una salvedad: hay muchas letras improvisadas y no corregidas, mayormente no hice más de tres tomas de voz o ejecución instrumental nunca. Esto no es una muestra de heroísmo o brillantez, nada más alejado de la realidad, tan solo les informo las condiciones en las que decidí trabajar; es que, como alguien dijo alguna vez, estas canciones vienen del mundo de la urgencia. Mi urgencia”.

Manuel Moretti, La mañana del aviador

Era diciembre de 2002 y Manuel Moretti caminaba airoso con “La mañana del aviador”, su nuevo disco, bajo el brazo. La Fabriquera estaba lista para que la voz de él se apropiara de cada rincón, mientras que la guitarra que llevaba colgada al hombro lo acompañaba.

Ésa, sin embargo, no era la primera vez que Moretti pisaba la casona de 2 y 42. Desde principios de año, varias noches habían sido suyas durante los “Viernes Canción”, en los que tocó junto a Marta Cocozella, Ricardo Pontano y Fernanda López Camelo.

Posteriormente, volvió a pasar por La Fabriquera en diversas oportunidades: tocó con Estelares en 2003; a fines del año siguiente desembarcó junto a sus “Canciones de Playa Unión”;  y durante el 2005, presentó “El futuro del boxeador”.

Sobre “La mañana del aviador”:

La de Manuel Moretti es una de las firmas cruciales para entender aquello conocido como el “mapa musical” de la flamante década. Al frente de Estelares, el compositor y cantante acuñó canciones que traspasaron fronteras: “Moneda corriente”, incluida en Ardimos (’03) los sacó de La Plata para sumarlos a los canales de cable; “Aire” los llevó del beneplácito de la prensa y un selecto (aunque amplio) grupo de oyentes a la alta rotación y “Ella dijo” (ambos de Sistema Nervioso Central, ’06) los acercó al público tropical, con la versión en cumbia de Miguel Angel; y “Cristal”, de Una temporada en el amor (’09)… bueno, de “Cristal” no se puede precisar aún el alcance. Pero detrás de esos hits, realmente logrados, muchas canciones quedaron ocultas y otras, incluso, inéditas. La mañana del aviador, durante tiempo disco “de culto” y ahora recuperado por las bondades de Taringa!, es un buen menú de ingreso a la poética de Moretti, cantautor original, juninense y popular.

“No es un disco solista, ni mucho menos. Es tan sólo la muestra de algunos de mis trabajos en los últimos años. Los escritores tienen sus diarios y, como los admiro, se me ocurrió inventar mi diario cancionero”, explicaba Moretti en 2002, al momento de la edición del compilatorio de 16 canciones de su estampa, grabadas en las casas y departamentos por los que el músico deambuló, en una portastudio Tascan 424. La mayoría de las piezas corresponden a 1997 y 1998, aunque algunas datan de 1995 y las más recientes están fechadas en 2002.

Sin demasiado maquillaje, lo que las presenta más rústicas pero a la vez más frescas, las canciones que componen La mañana del aviador son esencialmente melódicas y están al filo de la melancolía, desde las conclusiones de “El campeón mundial” (“las chicas te quieren hacer feliz / los gobernantes guardan la perdiz / el mundo entero habla por hablar / los hombres ricos no tienen piedad”) hasta los ya conocidos versos de “Aire”, “Tanta gente”, “Hoteles” y “Superacción” (recuperadas las últimas tres en el nuevo disco de Estelares, casi una década después).

Son canciones urgentes, documentadas en primeras, segundas o, como mucho, terceras tomas, sin demasiada ornamentación ni corrección, con una poesía directa y cadencia de baladas. De entre las inéditas, destacan “Compro flores” y “Mis pertenencias”, que ponen en evidencia que, debajo de sentencias universales como el “somos tan frágiles, tan memorables, ¿ves?” de “Cristal”, Moretti tiene mucha más iluminación como para editar un disco nuevo con Estelares con mejor frecuencia que cada tres años, como se acostumbró en la década pasada. (*)

Una de las canciones que Manuel tocó esa noche de 2002 (aunque ya varios años después, acompañado por el piano de Eduardo Minervino y en Casa del Pueblo; todo en el marco de Ciclo de Colección):

(*) Fuente: Discos: “La mañana del aviador” (Manuel Moretti, 2002), por Luis Paz. Agencia NAN, 11 de enero de 2010 (http://agencianan.blogspot.com/2010/01/discos-la-manana-del-aviador-manuel.html)

Anuncios